Ya no existe la realidad. Existe solo relato interesado. La situación es mucho más grave de lo que se supone. Al haber solo relato, todo es posible, todo es interpretable… se rompe toda posibilidad de puente, de diálogo, de ecuanimidad.
Eso que es la base de la relación entre los hombres, de nuestra humanidad.