#64

 
Todo lo que huele a burocracia me pone enfermo… nunca logro marcar la casilla correcta. No es distinto a los que me pasa con los manuales de usuario de los electrodomésticos. Siempre que me enfrento a ellos, como a un formulario de declaración cualquiera, me digo: “esto está hecho para que lo entienda cualquier hijo de vecino, vamos David, tu puedes, ánimo”. Y nada. Lo que se dice nada. Tengo que llamar a alguien para que me ayude. Recuerdo cuándo de niño nunca lograba mantenerme en la fila como dios manda. Siempre dando la nota. La maestra me reñía. “No lo hago adrede, maestra, le prometo que no”. Es que… esto de estar en fila no es lo mío, pensaba ya a edad tan temprana.
¿Se nace así? ¿Se hace uno así? ¿Tan difícil tiene que ser marcar con una cruz un rectángulo o poner el tornillo en el lugar que te indica el dibujito del manual?
El otro día compramos un ventilador. ¿Cuántas piezas puede tener un aparato tan sencillo? Me llevo un montón de tiempo ensamblarlo. Y al final, hasta me sobraron tornillos. ¡Qué arte! 
Los formularios, como los manuales de usuario, se presentan ante mi como un misterio al que me es imposible acceder. 
[ julio 2014 ]

#60

En el bus, finalizando el día. Rostros de esclavos: cansados, enchufados a sus móviles. No miran, no observan. Autómatas deslizando sus dedos sobre un insignificante tablero.

#54

La niña corretea tras la madre, intentando alcanzarla, mientras le dice: “Mamá, ayer hemos hecho en la escuela un panel de bienvenida a los refugiados”. A lo que la madre, sin aminorar su paso nervioso, contesta: “espero que no tengan que vivir como nosotros, porque vivir con setecientos euros por mes, tu me dirás… no sé que clase de vida es esa”
[ septiembre 2015 ]

#52

Hace unos meses leía la noticia sobre un joven cazador de Montana que había sido atacado por un oso de gran tamaño. El joven logró librarse tras introducir su brazo en la garganta del animal, provocándole arcadas… Con heridas en todo el cuerpo, desde su cama de hospital, declara: “Quiero que todos sepan que no fue culpa del oso. Estaba tan asustado como yo”. Enseguida pensé: eso se llama ‘ecuanimidad’.

#47

Dos frikies sentados en un bar. Menú barato de mediodía. Uno, entrado en carnes, gafas gruesas, culo de botella; el otro, pelo largo desmarañado, rostro castigado por el acné. Uno dice: “esto de que el amor es ciego, es una parida”. El otro: “claro que es una parida, ¿cómo el amor va a ser ciego?”

#46

Discernir entre el valor y el precio. Raras veces el valor y el precio son idénticos. Muchas pagamos un alto precio por algo que no tiene valor alguno. Otras, bien pocas, los hallazgos son de un gran valor y su precio, bajo. Haciéndonos dueños de la determinación del valor, nos hacemos más libres. 

#45

La gente debería ser más responsable con lo que dice. La palabra hace al mundo. Lo crea. Lo conforma. Encuentro demasiada gente diciendo estupideces.

#44

El otro día me llamó mi buena amiga E. A la quinta vez que le oigo decir “mi terapeuta” (me dijo, me preguntó, me recomendó, me hizo ver, me habló…) entendí que era el momento de despedirse, so pena de seguir siendo testigo involuntario de su terapia…

#43

Tener un poquito es peor que no tener nada, cavilaba al ver a F., sentado por la mañana en una terraza, al sol. Digamos que recibe una renta de unos cientos de euros, trabaja otro tanto para conseguir los otros cuartos que necesita. Con eso se conforma. Como no tiene hambre, no sale a la vida con la mandíbula abierta. Pero con lo poco que recibe, tampoco puede llegar muy lejos. Su renta y su conformismo son su trampa, su perdición.  Él cree que esta arreglado, pero está enterrado en vida. Blandito, informe, sin nervio ni voluntad.

#42

Para poner a prueba la bondad o no de una idea, de su necesidad, habría que llevarla siempre al paroxismo: imaginarla asumida y practicada por la totalidad de la sociedadLa imagen resultante, de ser honestos, nos daría la respuesta.

#39

Pienso en el sentido de la profecía. ¿De qué sirve anunciar la catástrofe? ¿La previene? ¿Hace que la gente cambie de parecer? Benjamin y su aviso de incendio. ¿Pudo evitarlo acaso? Ni siquiera pudo evitar quemarse él mismo.