#74

El sábado posterior al once de septiembre último, tomando un café, me encuentro con M. A modo de preámbulo, me dice: “ayer estuve en la concentración, fue emocionante”. “Ten cuidado con las emociones”, le advierto, “las emociones y la historia nunca fueron un buen maridaje. La historia es cuestión de razones”.

[ septiembre 2015 ]

#72

“Vivimos en un mundo ya poco dado a las sutilezas. Hasta hace muy poco, un Ministro de Fomento, por ejemplo,  terminaba su cargo y ‘casualmente’ se ponía a trabajar en el Consejo de Administración de una empresa de energía. El ciudadano de a pié se preguntaba, indefectiblemente, que favores le habría hecho durante su mandato a dicha empresa… Hoy en día ni siquiera es necesario guardar las formas: las empresas meten directamente a sus candidatos a ministros, y a cara descubierta, defienden sus propios intereses, supeditando escandalosamente lo público a sus propios beneficios. Y cómo ya nos son tiempos de sutilezas, debemos, nosotros también actuar sin sutilezas, a cara descubierta… ¿O resulta que solo a los ciudadanos se nos exige cuidar las formas? ¿Ahora entiende Sr. Consejero porqué está usted aquí?” El secuestro del consejero (ensayo para teatro político), Gustavo Goldberg.  

#69

Paradójicamente, las redes sociales, en lugar de servir de puente para conocer otras posiciones, favorecen el acantonamiento y el linchamiento público. La gente reacciona en las redes como si estuvieran en una manifestación, cada uno gritando por lo suyo, sin siquiera deternerse a reflexionar. Veo gente que considero inteligente, con el automatismo del “dedito linchador”.

#65

Anexo para Masa y Poder de Elias Canetti: la “masa inarticulada”, la “masa like”, “likemasa”, la “masa nada”. El “like” cómo sucedáneo de la acción.

#59

El político de turno sube al escenario, lleno de aspavientos. Tiene el honor de presentar al ponente de la noche. ¿Por qué un simposio académico presentado por un político?, pienso.