112

Tras el encuentro con P., escribo: «Instruido, con buenas intuiciones, pero poco prolijo en sus conclusiones. No se esfuerza lo suficiente. No lleva sus ideas hasta el final. Se queda a medio camino. Pereza mental…»

(junio 2018)