Ese azul del cielo…

Sueño que al levantarme escribo: “hermoso día soleado de invierno, el frío ha remitido… ” Al abrir los ojos, lo primero que hago es buscar la luz exterior. Más allá, el Tibidabo en su extensión, el cielo despejado, azul… no enciendo la calefacción, no siento frío. Tomando el primer café de la mañana, escribo en mi libreta: “hermoso día soleado de invierno… el frío ha remitido”. Horas después, recuerdo el sueño.